Maquillaje de ojos

maquillaje-ojos[1]

Siempre parece que el maquillaje es un ritual que se realiza todos lo días de la mima manera y frente a los mimos rostros. Pero lo cierto es que no, que cada forma de cara tiene un maquillaje especial, que cada tipo de piel tiene un maquillaje especial y que cada parte de nuestro rostro o cuerpo al que maquillemos tiene, una forma particular también de hacerlo.
Por eso es que en este momento nos centraremos en lo que es el maquillaje de ojos. Hay una infinidad de técnicas que se pueden aplicar en esta parte de nuestro cuerpo, y son muchas las variables que entran en juego de acuerdo a la forma de los mismos, y de color.

Por ejemplo, vamos a centrarnos en la formas. Si tienes ojos pequeños y lo que quieres es agrandarlos, aún sin querer que ellos tomen el protagonismo principal, lo que tienes que hacer es maquillarlos con tonos claros, agregar mucha luz sobre todo en la parte central. Para darle algo de sombra, lo mejor es realizar un buen delineado por fuera del párpado, tratando de además extenderlo hacia afuera.
Para achicar los ojos grandes, se hace obviamente lo contrario que con los ojos pequeños, en ese caso lo mejor es poder achicarlos a través de sombra bien oscuras, y en lo posible sin brillo, los ojos negros son los especiales para estos casos. Lo ideal es no llevar demasiada sombra a los extremos, sino mantenerse en las dimensiones del ojo y poder hacer un delineado inferior sin extremos muy prolongados.

En caso de que tengas ojos redondos, también puedes hacer determinados trucos a partir de las sombras. Para que puedas darle forma a este tipo de ojos, lo que tienes que hacer es sombrear en la parte inferior con sombras claras y en la parte exterior con sombras oscuras para que de esa manera tenga una cierta profundidad.

Y si tienes ojos almendrados, puedes quedarte tranquila que tienes la posibilidad de poder maquillarlo de la forma que quieres, que de todas maneras quedará muy bien. Y de que puedes jugar sin tener efectos adversos en tu maquillaje completo. Juega con los colores y formas luces y sombras para tener los resultados que quieras y sin peligros. Recuerda que tanto el maquillaje de todo el rostro, como el de los ojos en particular deben ser armónicos con el resto de tu vestuario.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.